Avances en la prevención y la terapia del sida

Ahora lo han empezado a experimentar con ingeniería genética. Consiste en coger células progenitoras de un paciente con la infección y manipularle ese gen para que deje de fabricar la proteína. De momento, consiguen modificar un porcentaje que va del 11 al 28 por ciento. Lo siguiente es reinyectarle ese cultivo de células modificadas. Lo hicieron ya con doce pacientes voluntarios. El experimento es exploratorio: consiste no tanto en saber si es una forma de curar como en determinar si es seguro y cómo funciona. Un paciente sufrió fiebre severa, se consideró una reacción transfusional. Biológicamente, se produjo un incremento de los glóbulos blancos que destruyen el virus y se vio que casi un 10% de ellos eran de los modificados: éstos sobrevivieron 48 semanas.

En prevención también hay noticias esperanzadoras. Una de las situaciones más dolorosas es la transmisión del virus vía placentaria. Se producen unos 250.000 casos al año en el mundo. Ya se había logrado que un niño nacido de una madre portadora, con un tratamiento agresivo a las pocas horas del nacimiento, se mantuviese sin virus a los tres años. Ahora se repitió con un parto de una mujer deficiente mental con una alta carga viral: el bebé no tiene virus en sangre: hay un camino por andar, pero la puerta está abierta.

El sida es un problema sanitario mundial y, a pesar de los increíbles avances conseguidos en tan pocos años, que nadie podía imaginar que hoy estuviésemos así, todavía es una de las mayores amenazas para la salud y el bienestar de la humanidad. Los avances que hoy comento están aún lejos de poder emplearse, pero son una esperanza.

 

 

Enlace Noticia

0 Comentarios
Publicado 18 Mar 2014 por AnaBermudez